domingo, 9 de diciembre de 2018

EL SUEÑO DE IBN MARWAN BADAJOZ

BADAJOZ

La ciudad fundada por Ibn Marwan destaca en una zona tan despoblada como bella.


El lugar donde se sitúa hoy en día Badajoz ha sido él elegido desde el Paleolítico Inferior por los distintos pueblos para asentarse en esta zona del oeste de Extremadura. Prerromanos, romanos, visigodos, árabes y cristianos han ocupado sin interrupción esta orilla del río Guadiana.


La fundación más moderna de Badajoz se debe a Ibn Marwan en el año 875, el lugar elegido inicialmente fue frente a la actual alcazaba, en el Fuerte de San Cristobal, pero por motivos de control de la ciudad desde Córdoba y para poner como defensa contra los cristianos al Río Guadiana se funda en el lugar en el que hoy se sitúa su alcazaba, tras la caída del Califato de Córdoba, Badajoz se convertiría en uno de los grandes reinos taifas de la Península.


Esto no fue impedimento para que la ciudad fuera conquistada y reconquistada varias veces hasta que en 1230, Alfonso IX de León la conquista definitivamente al rey musulmán Abenhut.


El crecimiento de la ciudad se verá marcado por las continuas luchas por el poder de la corona castellana entre los siglos XIII y XIV, también su situación fronteriza con Portugal y las guerras entre los reinos hicieron que la fisonomía de Badajoz fuera cambiando, ampliando, modificando y adaptando las defensas a conveniencia para la defensa o ataque de la plaza.


Hoy en día Badajoz ya no es un lugar de tensión y luchas del pasado, se ha convertido en un sitio de unión de España y Portugal y el comercio y turismo entre ambos países se ha popularizado.

LA ALCAZABA

Una primera alcazaba fue mandada construir por el emir cordobés Muhamed I en el Cerro de las Muelas, Abu Yacub Yusuf, califa almohade residente en Sevilla dio permiso después en 1169 para edificar la Alcazaba tal y como la conocemos hoy en día convirtiendose en una de las más importantes de la península. Es por tanto una fortificación Almohade con posteriores modificaciones y mejoras conforme los siglos fueron avanzando.



Torres cuadradas refuerzan los lienzos de la muralla por todo el perímetro, de todas destaca la Torre albarrana de Espantaperros, de planta octogonal y coronada por un campanario añadido posteriormente.



Su nombre proviene del sonido agudo de sus campanas que conseguía asustar a los perros. Es considerada uno de los monumentos más representativos de Badajoz recordando a la Torre del Oro de Sevilla aunque la sevillana es posterior tomando a la pacense como referencia.




Tiene una altura de unos 30 metros, de planta octogonal y separada unos 25 metros de la muralla que defiende, está unida a esta por un tramo de lienzo avanzado y amurallado, construida en argamasa y tapial, servía para defender el arrabal de La Galera que estaba situado a sus pies. Un jardín se abre en su entorno conteniendo algunos restos arqueológicos.




LA MURALLA DE LA ALCAZABA
PUERTA DEL CAPITEL

Esta entrada a la Alcazaba fue levantada por los almohades y dirige directamente desde el zoco musulmán al interior. Su nombre es debido a un capitel romano que corona esta puerta. Está construida en sillería de granito y en forma de recodo para dificultar el asalto a la fortaleza, está considerada una joya de la arquitectura hispano árabe.




PUERTA DEL ALPENDIZ

Situada al oeste de la Alcazaba permitía el acceso desde este lado, en forma de recodo también con una torre del mismo nombre que la defendía. De típica forma árabe con puertas de herradura y de sólido granito que contrasta con el tapial y argamasa para que perdure en el tiempo.



PUERTA DE YELBES

Esta puerta es una recreación de la primitiva que pudo haber. Era de construcción árabe y su nobre se debe al antiguo nombre de la ciudad portuguesa, Elvas, hacia la que se orienta. Tiene entrada típica árabe en doble recodo con dos portadas para defenderla mejor de los ataques a la Alcazaba.


LIENZOS Y TORRES

Badajoz en la antiguedad era conocida por Batalyaws, estaba circundada por una muralla y en su interior existía otra muralla protegiendo la ciudadela, la zona administrativa y la residencia de los gobernantes, esta se llamaba Al-qasbah. Albergaba una guarnición militar y abastecimiento para posibles asedios y periodos de escasez.



La muralla medieval que rodeaba Badajoz ha desaparecido perdurando la muralla islámica de la Alcazaba en su mayor parte construida en época almohade en el siglo XII.



Existen en la actualidad a la vista muchos torreones y torres albarranas como la del Ahorcado, la de las Siete Ventanas o la del Alpéndiz, otras permanecen ocultas tras edificaciones adosadas en posteriores épocas. En su interior estuvo hasta el siglo XV la primitiva ciudad salvo el arrabal noroeste. Tres mezquitas convivieron y fueron reconvertidas en iglesias tras la reconquista, la mezquita mayor construida por mandato de Ibn Marwan se convertiría por orden de Alfonso IX de León en la Catedral de Badajoz.




El interior hoy en día está en gran parte ajardinado con ruinas dispersas como las ermitas del Rosario o la de la Consolación, también la de Calatrava o restos de viviendas de distintas épocas. Las excavaciones y mejoras en el interior continúan sacando a la luz el pasado glorioso de la ciudad.


Se puede pasear por toda la muralla que rodea la alcazaba pues está completamente restaurada, también se puede acceder desde esta a los distintos lugares de interés. Todo el recorrido está repleto de paneles informativos con códigos QR donde se explica la historia y elementos principales de la Alcazaba.


PALACIO DEL CONDE DE LA ROCA

Es una casa fuerte de origen medieval, residencia palaciega de varias familias importantes de Badajoz, más tarde fue usado como almacén de artillería en el siglo XVII y como cuartel de infantería en el XVIII. Hoy en día acoge en su interior el Museo Arqueológico Provincial.



TORRE DE LA IGLESIA DE SANTA MARÍA

La iglesia de Santa María del Castillo, la primitiva catedral de Badajoz, fue edificada aprovechando la mezquita palaciega de la alcazaba. Su torre y parte de la cabecera se conservó integrada en el edificio del Hospital Militar. Siglo XIII-XV.



RUINAS DE LA CASA DE LOS ACEVEDO

Esta torre formó parte de la casa y solar del mayorazgo de los Acevedos y se reutilizó también conjuntamente y por los mismos fines que el Palacio del Conde de la Roca. Siglo XIV-XIX.



SANTA MARÍA DE CALATRAVA

Mandada edificar tras la reconquista de Badajoz por la Orden de Alcántara. Tenía tres naves con arcadas de ladrillo sobre columnas de mármol, tres portadas y otros tres altares. El presbiterio de planta semicircular con un banco corrido y adosado. En el altar mayor se encontraba la imagen de Nuestra Señora de Calatrava.


PLAZA ALTA

La plaza alta era una plaza que con el paso del tiempo se dividió en dos tal y como se conoce hoy en día, formando una realidad especial muy definida y peculiar, tiene mucho contenido histórico, se extiende delante de la alcazaba y parece muy difícil concebirlas por separado.




Esta plaza fue desde antiguo el corazón de la ciudad, centro de todas las actividades de la zona, en el siglo pasado se instaló una estructura de hierro que acogería un mercado. La zona se fue degradando y aislando pasando la vida local de este enclave a otras zonas más accesibles de la ciudad y casi se pierde esta como la alcazaba, el esfuerzo por recuperar ambas se está consiguiendo con su rehabilitación y puesta en valor.




Hasta 1799 el Ayuntamiento se situó en esta Plaza, en la Casa del Peso del Colodrazgo y otros locales administrativos se localizaron en la plaza o zonas cercanas. La Plaza Alta es rectangular, llana y diáfana. Tres fachadas se encuadran en grandes construcciones adosadas a la muralla árabe, fueron levantadas en el siglo XVII por orden del Obispo Marín de Rodezno y posee casi todo su perímetro por sopórtales y arcadas.





Un arco abierto al fondo bajo la Torre de Espantaperros comunica con la Galera y Jardines del antiguo museo arqueológico.



En el lado norte se encuentra el Arco del Peso del Colodrazgo donde se situaba el Ayuntamiento viejo y el control de las pesas y medidas usadas en la ciudad para comerciar.




ANTIGUA CASA CONSISTORIAL

Estaba situada entre la Torre Abarlongada y otra torre albarrana existente, el edificio es de obra mudéjar del año 1500, tras sucesivas modificaciones fue abandonado en 1799. Hasta esta fecha estuvo aquí las antiguas audiencias y casas consistoriales. En su interior destacan cuatro escudos, tres pintados y uno esgrafiado, todos ellos escudos reales.






Tras este arco aparece la Plaza de San José, de menores medidas, menos espectacular y mas alargada que la anterior, plazas que una vez fueron una sola, las edificaciones son más modestas y antiguas, destacan las " Casas Mudéjares " y contiguas datadas en el siglo XV, con soportales y detalles mudéjares y piezas romanas y visigodas reutilizadas.




 ARCO DEL PESO

Este edificio se construyó hacia 1550, en su parte baja posee dos arcos rebajados apoyados en una columna central sin basamento y con un capitel con motivos geométricos ambos de origen visigodo. En la parte superior se ubicaba el llamado Mirador de la Ciudad desde el cual se contemplaban los actos y festejos celebrados en la plaza. En 1731 se instaló en él el Peso Real con patrones y medidas oficiales para evitar el robo en las compras, se llamó la Casa del Peso o del Colodrazgo.




ERMITA DE SAN JOSÉ

En la parte más cercana del Arco del Peso se abre la Puerta del Capitel de acceso a la Alcazaba. Frente al arco se sitúa la Ermita de San José, del siglo XIII en origen y que tras un bombardeo durante la guerra de la independencia quedó muy dañada, en 1917 se levanta el actual convento de origen neogótico y donde viven las Madres Adoratrices Esclavas del Santísimo y de la Caridad.


CASAS MUDÉJARES

Fueron construidas entre los siglos XIV y XV y representan el arte mudéjar en Badajoz. Construidas de adobe y ladrillo se han encontrado en su interior restos de edificaciones almohades. Destaca también su pórtico con columnas de mármol con capiteles reaprovechados visigodos de los siglos VI y VII. Al exterior destaca una ventana con arco apuntado de sillares de granito. Hoy en día es la sede de la Oficina de Turismo y Sala de Exposiciones Temporales.



CATEDRAL DE BADAJOZ

La catedral de Badajoz está consagrada a San Juan Bautista y fue construida sobre una antigua iglesia visigoda o mozárabe, entre los siglos XIII y XVIII. Destaca su claustro gótico del XVI y la torre campanario fortificada con almenas. Se encuentra situada en la Plaza de España en el exterior de la Alcazaba.
La catedral es declarada Monumento Histórico Artístico en 1931.



Al exterior destaca la gran torre campanario de 41 metros de altura rematada con almenas como en el resto de la catedral dado el carácter defensivo de Badajoz en su historia.
En la catedral se desposó el Rey Don Fernando IV con la infanta de Portugal Doña Bárbara de Braganza en 1729 antes de ser Rey.




La construcción es de granito y el estilo es gótico, al interior se diferencian tres naves con crucero y rematadas en tres ábsides. Los robustos pilares son fasciculados hacia las bóvedas de crucería. En el interior resalta el retablo mayor hecho en barro en 1717, las rejas de forja del siglo XVII, las capillas o el coro.






Destaca su claustro del siglo XVI gótico manuelino abierto al patio por arcos apuntados. Las galerías con bóvedas de crucerías son posteriores.





 PLAZA DE LA SOLEDAD

Es un lugar emblemático de Badajoz con edificios modernistas y con la Ermita de la Virgen de la Soledad de la que toma el nombre. En un rincón se encuentra la estatua del cantador flamenco Porrina de Badajoz, esta se orienta hacia la ermita recordando las noches de Semana Santa en las que este le cantaba saetas a la Patrona de Badajoz.


PUERTA DE PALMA

Monumento emblemático de Badajoz, lugar de entrada a la ciudad en su recinto amurallado. Este lugar era por su situación el enlace entre las cortes de España y Portugal. Se construyo a partir de 1460 al final del Puente de Palma. Es la puerta monumental más importante en su clase de España. Al exterior tiene un arco sobre el que descansa el escudo imperial de Carlos V, al interior es más sencilla aunque tiene una capilla que contiene la imagen de la Virgen de los Ángeles.





LA NOCHE MONUMENTAL DE BADAJOZ

Pasear por la noche por Badajoz nada tiene que ver con hacerlo a la luz del día, sus rincones cambian por completo y parece que estemos en otra ciudad distinta, la Plaza Alta con una cuidada iluminación consigue un efecto de tranquilidad mientras se disfruta de un agradable paseo.











LA LEYENDA DE LA CALDERA DEL PORTUGUÉS



Esta leyenda tiene dos versiones, la Pacense ( Badajoz ) y la Elvense ( Elvas ), comenzaré con la Pacense y después con la Elvense para ver como una historia o leyenda cambia dependiendo de quién la cuente.


En la antigua ciudad de Badajoz era costumbre que antes del Corpus Cristhi se sacaba el pendón de la ciudad en la Plaza Alta por un caballero dando vueltas a la misma. Un día un caballero portugués lo cogió y se dispuso a dar vueltas a la plaza, una vez había dado un par de vueltas y no notando los pacenses nada raro salió cabalgando de la ciudad hacia la vecina y fronteriza ciudad de Elvas muy cercana a Badajoz siendo perseguido por los vecinos de esta.
Al llegar a Elvas se encontró con las puertas de la ciudad cerrada ya que los Elvenses viendo a los caballeros Pacenses perseguir en gran número al ladrón sintieron miedo y las cerraron. Antes de ser atrapado lanzó el estandarte por encima de la muralla y dijo " Muerto el hombre queda la fama ", atrapado por los caballeros pacenses fue conducido a Badajoz donde se le coció en una gran caldera. Desde entonces en tiempos de guerra los Elvenses sacaban el pendón robado en su torre más alta  agitándolo como provocación y en respuesta los Pacenses daban golpes a la caldera donde se cocinó al ladrón. Sea verdad o no lo cierto es que la bandera de Elvas tiene a un joven a caballo con un estandarte.


La versión Elvense es distinta, cuenta que en Elvas se subastaba el pendón del Cristo de la Piedad en sus fiestas patronales, un rico Pacense pujó por el y lo trajo a Badajoz. El estandarte presidía la procesión del Corpus Christi pero no se subastaba, los Elvenses querían recuperar su reliquia e insistían en que los Pacenses tenían que subastarlo para hacerse con el.
Ante la negativa de los Pacenses un capitán portugués vino a Badajoz con el mejor caballo posible quedando en que las puertas de la ciudad quedasen abiertas hasta su llegada. El día del Corpus el caballero arrebató al portador el estandarte y marchó al galope hacia Elvas siendo perseguido por los caballeros Pacenses.
Al grito de " O pendaon levo " llegó a las puertas de las murallas de Elvas encontrandoselas cerradas, tres vueltas dio para que se las abrieran pero el caballo murió de cansancio, al grito de " Morra u home e fique a fama " arrojó el pendón por encima de las murallas.
Los  Pacenses lo apresaron y lo frieron en una caldera de aceite que se encuentra en la catedral de Elvas con la leyenda que dice " Aquí murió un valiente Portugués por culpa de unos malvados Españoles ".
Todos los 24 de Junio, fiesta del patrón de Badajoz se hacía una procesión en Elvas desde la Ermita del Cristo de la Piedad hasta el Fuerte de Santa Lucía y se enarbolaba tres veces el pendón dirección a Badajoz, con la Revolución de los Claveles se dejó de hacer.

FINAL

OTRAS ENTRADAS DE MI BLOG

TRUJILLO


PLASENCIA


GUADALUPE


VALL DEL BOHÍ






No hay comentarios:

Publicar un comentario