martes, 26 de septiembre de 2017

EL IMPRESIONANATE ROMÁNICO DEL VALLE DEL BOÍ



EL VALLE DEL BOÍ


Coincidiendo que este verano pasamos unos días de vacaciones en el precioso pueblo oscense de Graus sacamos tiempo para acercarnos al pirineo leridano que es donde se encuentra La Vall de Boí y su impresionante románico, allí nos plantamos en pleno agosto suponiendo que estuviera lleno de turistas y un poco agitados por la deriva independentista cosa que en ninguno de los casos notamos, había turistas, pocos y no vimos ninguna manifestación separatista, bien en cualquier caso.




Llegamos temprano, a eso de las 8:30 y como estaban cerradas aún decidimos subir hasta la última iglesia e ir bajando el valle, un valle precioso ahora en verano, ni me imagino en otoño o primavera, una gozada.


Subimos al pueblo de Taüll pués aquí hay dos iglesias románicas y una de ellas es la más importante del valle y por supuesto subimos a ver la más alejada para deshacer el camino hacia abajo.

SANTA MARÍA DE TAÜLL


En la parte alta del pueblo de Taüll se encuentra esta iglesia románica consagrada a Sta María el 11 de Diciembre de 1123 por el Obispo de Roda - Barbastro. La mayor parte del edificio es del siglo XII pero en la base del campanario hay restos de una construcción anterior.



La planta de esta iglesia es basilical con tres ábsides, uno central mas alto y grande y dos laterales un poco mas pequeños, las naves están cubiertas por un techo de madera a dos aguas y descansan sobre unos arcos llamados formeros que se apoyan sobre columnas y que a su vez dividen el espacio interior en esas tres naves.
La entrada al templo se realiza mediante dos puertas de medio punto una la principal en el muro oeste y otra en la fachada sur.




En el interior de la iglesia destacan las pinturas murales del ábside, estas son reproducciones ya que las originales fueron arrancadas y llevadas al Museo Nacional de Arte de Cataluña.


Estas escenas están presididas por la Epifanía, la Virgen sentada en el trono y el niño Jesús en su regazo rodeados por una mandorla. Jesús viste la túnica y manto rojos y en la mano izquierda lleva un rollo mientras con la derecha bendice. A los lados los Reyes Magos le llevan ofrendas.


Las escenas están representadas en tres niveles, una cenefa separa la escena principal del resto. A ambos lados se encuentran seis apóstoles de los que identificamos a San Andrés, San Pedro, San Pablo y San Juan. 
Más abajo se escenifican ya animales fantásticos y reales dentro de medallones, bajo este nivel solo hay pinturas que reproducen cortinas.




En el resto de la iglesia sus muros estaban decorados con pinturas al fresco pero de la mano de otro maestro y de inferior calidad a las pinturas que decoraron el ábside.



SANT CLIMENT DE TAÜLL


La iglesia de Sant Climent de Taüll fue consagrada el 10 de diciembre de 1123 por el Obispo de Roda - Barbastro.
El templo es de planta basilical de tres naves separadas por arcos formeros que descansan sobre columnas. Las naves a su vez están cubiertas por techo de madera a dos aguas y finalizan en tres ábsides el central mas grande que los laterales.



Se accede al templo mediante puerta a los pies de la iglesia que es de arco de medio punto, en el lado sureste se sitúa el formidable campanario emblema de estas construcciones, este es de planta cuadrada y tiene seis pisos con ventanales.
La decoración al exterior incluida la torre es de arcos ciegos y frisos de dientes de sierra, a la vez que la torre coge altura las ventanas van creciendo en tamaño para eliminar peso.



Los tres ábsides están hechos con hileras de sillares y con decoración lombarda como son los arcos ciegos, los frisos de dientes de sierra y las bandas lombardas. Quedan restos que nos hacen pensar que la iglesia en sus días estuvo decorada con pinturas al fresco también por fuera.




Entramos en Sant Climent de Taüll y nuestra mirada nos conduce al ábside central y a los restos de pinturas que aún se conservan, estas pinturas presididas por la imagen del Cristo en Majestad.



La pintura que podemos ver hoy en día es una reproducción ya que el original fue arrancado y está expuesto en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, ¿Os suena? a mí si, estarían mejor aquí aunque se conservarán mejor en el museo.
En el centro preside la figura del Cristo en Majestad dentro de una mandorla y está sentado sobre el arco iris con los pies en una representación de la tierra.


Cristo bendice con la mano derecha y con la izquierda sostiene un libro abierto con la inscripción " EGO SUM LUX MUNDI " que viene a decir que el es la luz del mundo y que nos revela el conocimiento de Dios. A los lados de la cabeza de Cristo se encuentran las letras griegas Alfa y Omega, que simbolizan el principio y el final.




Alrededor del Cristo aparecen los símbolos de los cuatro evangelistas, un hombre para San Mateo, un águila para San Juan, un león para San Marcos y un toro para San Lucas. En los extremos de la bóveda se sitúan dos figuras mas, un querubín y un serafín representando la mas alta jerarquía angélica.


También hay pinturas que simbolizan a la Jerusalén Celestial, aparecen otros apóstoles y la Virgen María todas ellas con el nombre encima que permite identificarlos.



En los espacios que dividen los ábsides, los frontales, encontramos restos de pintura, en una inscripción podemos identificar a una de estas figuras que es Sant Climent, patrón de la iglesia representado como pontífice.
En el intradós del arco presbiterial se representa la escena del asesinato de Abel por su hermano Caín. También se ven restos de pintura que representaba una mesa puesta, también la mano de Dios en actitud de bendición y al cordero de Diós con siete ojos y un nimbo crucífero, esta pinturas se encuentran también en el Museo Nacional de Arte Catalán.



Además de pintura en el interior de Sant Climent se conservan tres tallas románicas.


San Salvador, imagen románica del siglo XIII, el Cristo coronado en majestad bendiciendo con la mano derecha y sosteniendo con la otra al libro de la Ley.


Virgen con niño. La virgen sentada con el niño en su regazo haciendole de trono simboliza el trono de la sabiduría mientras Jesús bendice y sostiene en su mano izquierda el libro de la sabiduría.


Cristo en la Luz. Está datado en el siglo XII y representa a Cristo crucificado en actitud triunfante ya que carece de muestras de sufrimiento o muerte.
Para mi sin duda es la iglesia mas bonita e identificativa de todas las que hay en este hermoso valle.


SAN JOAN DE BOÍ

Bajamos desde Taüll hasta el pueblo de Boí para ver la iglesia de San Joan.



Este pueblo era uno de los más importantes del valle en la época medieval, el único del que se tiene constancia de que estuviera fortificado y han llegado hasta nuestros días restos de muralla y torre.



San Joan de Boí es una iglesia de planta basilical de tres naves que se dividen por arcos de medio punto que descansan sobre columnas y pilares no muy altos. Están techados por tejado de madera a dos aguas y aunque el ábside central es rectangular en origen era circular como los laterales. El campanario tiene planta cuadrada de tres pisos de altura y está adosado a la parte sur de la nave muy cerca de la cabecera.



Toda la fábrica menos la parte alta del campanario está hecha por sillares irregulares, en la puerta lateral han sobrevivido pinturas murales. En los ábsides y en el campanario hay decoración de arcos ciegos y frisos de dientes de sierra, decoración lombarda en toda regla.





Puesto que los originales están en el Museo Nacional de Arte de Cataluña todas las pinturas que hay en ella son copias, aún así son muy importantes ya que nos hace una idea de como debía de ser el interior de la mayoría de iglesias del Vall de Boí.
A partir de las escenas se deduce que el programa iconográfico de las naves se dividía en dos niveles de representación, los santos ocupan la mayor parte de los muros y los animales del bestiario que se sitúan justamente por debajo de los anteriores.





Algunas escenas pictóricas son La Lapidación de San Esteban, arrodillado y con las manos alzadas, encima la mano de Díos que ilumina al Santo mientras tres personajes le lanzan piedras.




También representados están Los Juglares, en el muro norte tres personajes masculinos, un músico, un malabarista y un equilibrista con espadas vestidos con ropa de juglares de la época.




SANTA EULALIA DE ERILL LA VALL


Esta iglesia tiene distintas fases constructivas, en la actualidad la vemos como un sola nave muy alargada que finaliza en tres ábsides semicirculares. La cubiera es a dos aguas y de madera apoyada sobre los muros de la nave.
La iglesia ha sido levantada en cuatro fases entre los siglos XI y XII.



La iglesia posee un amplio porche, lugar de reunión de la población además de proteger de las inclemencias del tiempo en un norte montañoso y lluvioso. En la puerta de acceso se puede ver un cerrojo de forja medieval y el intradós del arco de medio punto se conservan restos de pintura medieval.


El campanario es visible desde muchos lugares del valle. Torre de planta cuadrada con nada menos que seis pisos con el modelo del resto de campanario del Vall del Boí, ventanas germinadas o dobles en las cuatro caras, arcos ciegos lombardos, cenefas de dientes de sierra. Además desde aquí se veían los campanarios de otras dos iglesias del Vall de Boí como son San Juan de Boí y San Climent de Taüll, las tres alineadas para facilitar la comunicación entre los pueblos.




El interior es de una nave única, tejado a dos aguas con coro bajo este aunque es un añadido posterior. En el interior de la iglesia existe también de fábrica románica una pila bautismal.



En el interior de la iglesia existe una reproducción del conjunto del descendimiento de la cruz pues el original se encuentra en el M.N.A.C. y en el Museo Episcopal de Vic. Este es además el único que se conserva completo de los que hubieron del taller d´Erill.
El Descendimiento es un conjunto románico del siglo XII hechas con madera de álamo, estaría policromado.




SANT QUIRC DE DURRO

Bajamos hasta Barruera y desde aquí subimos al pueblo de Durro, pero no paramos aquí sino que seguimos carretera arriba hasta la pequeña ermita de Sant Quirc.


La ermita posee una sola nave cubierta por bóveda de cañón añadida después del románico. Tiene ábside semicircular, el acceso al pueblo se realiza por el lado sur con una puerta de medio punto sin ornamentar. La espadaña es de una etapa constructiva posterior.




En el ábside hay una ventana para la entrada de luz al templo y en la cabecera bajo la cubierta a dos aguas hay un pequeño ojo de buey.



Las vistas desde aquí son simplemente espectaculares llegando a ver a simple vista las iglesias de La Natividad de Durro, Sant Feliú de Barruera, Santa Eulalia D´Erill la Vall y la de Sta María de Cardet.


LA NATIVIDAD DE DURRO

Bajando de la ermita, donde aprovechamos para comer un poco y beber de una pequeña fuente de aguas cristalinas que se sitúa frente a la ermita, se situa en el mismo pueblo de Durro su iglesia, La Natividad, cerrada durante las horas centrales del día.


De única nave cubierta con bóveda de cañón apoyada por cuatro arcos torales. Del transepto solo se conserva una parte del brazo sur que se ha convertido en capilla. En el lado norte se abren dos capillas góticas y justo a su lado el campanario.





La entrada a la iglesia se puede hacer mediante dos puertas, una sencilla de medio punto en el muro norte y la principal bajo un pórtico en el muro sur. Esta entrada en el muro sur posee un cerrojo decorado.





Al exterior y en la parte superior tiene un friso de arquillos ciegos que recorre toda la nave y encima se situa otra cenefa a semejanza del ajedrezado románico.
La portada, con tres arcos de medio punto está decorada por dos arquivoltas sostenidas  por cuatro columnas con capiteles decorados, todo el conjunto enmarcado por un friso ajedrezado.


Los capiteles están decorados con motivos vegetales y zoomórficos. Un crismón se situa en la parte superior de la portada. El pórtico es románico también y protege la portada.





En la fachada norte está el campanario, de planta cuadrada y cinco pisos de altura aunque con modificaciones a lo largo del tiempo sigue siendo espectacular, tienen decoración lombarda como arcos ciegos y frisos de diente de sierra.





SANT FELIÚ DE BARRUERA


La iglesia de Sant Feliu la encontramos en el pueblo de Barruera bajando ya del Valle para salir de el pero como a medio camino del propio valle.
Es una iglesia muy transformada, de nave única y coronada al este por un ábside semicircular, conserva además el brazo sur del transepto con un segundo ábside de menor dimensión.




Se accede al templo por una puerta bajo un porche en el muro oeste, el campanario es mas tosco y discreto que los otros que hemos visto y arranca en el muro suroeste. En la fachada norte se abren dos capillas.





El ábside principal se levantó en el siglo XI con sus arquillos ciegos, mientras el otro ábside se edificó en el siglo XII está mejor construido pero no tiene la decoración lombarda y solo tiene de decoración una moldura debajo del alero.




El campanario ya no es el identificativo del valle y de la fábrica románica primitiva solo conserva los dos primeros pisos. Además en los ábsides de esta iglesia encontramos la ventana doble derrame y la ventana de apertura recta. También hay en la puerta de entrada un cerrojo medieval rematado con una cabeza de un animal.


 En el interior la bóveda es de cuarto de esfera y cubre el ábside central, está construida con piedra calcárea que es mas ligera que el granito. En el ábside central quedan restos de enlucido y encintado del siglo XI.
Del transepto solo se conserva el brazo sur, cubierto con bóveda de cañón. 




SANTA MARÍA DE CARDET

Apartandonos de la carretera que vertebra el Vall de Boí y a escasos dos kilómetros se encuentra el coqueto pueblo de Cardet y su iglesia dedicada a Santa María.


Esta pequeña iglesia de única nave está cubierta por cuatro tramos de bóveda de arista y finaliza al este por un ábside semicircular. A ambos lados de la nave vemos columnas y pilares adosados en los muros. En época moderna se añade la sacristía y una capilla.


Esta iglesia tiene bajo la cabecera una cripta justo bajo el presbiterio, a la hora que llegamos estaba cerrada y no se puede acceder a la parte trasera del exterior del ábside.
En el muro oeste se encuentra la puerta de acceso al templo protegida por un porche de construcción posterior.


Esta iglesia es la única del valle que no tiene campanario, tiene una espadaña barroca que corona la fachada principal a los pies de la nave. En la puerta de acceso se encuentra un cerrojo medieval decorado con motivos geométricos y con una cabeza en el extremo parecido a otros del valle.




Es la iglesia mas pequeña del valle, el interior tiene un retablo barroco que esconde al ábside. Se encontró a principios del siglo XX un frontal de altar de comienzos del XIII que se encuentra en el MNAC y en la iglesia hay una reproducción.


L´ASSUMPCIÓ DE CÓLL


La iglesia tiene una sola nave cubierta con bóveda de cañón y el ábside es semicircular. 
A la construcción inicial se le añaden dos capillas laterales y sobre una de ellas se encuentra el campanario.




La portada se encuentra en la fachada oeste, además un friso de arquillos ciegos recorre todo el templo. Para su construcción se emplean sillares que son los mas grandes del valle.
La puerta de acceso tiene un cerrojo de hierro forjado medieval.




El campanario es de planta cuadrada y tiene tres pisos de altura y se encuentra en el lado sur junto al ábside. La parte baja del campanario es románica y los dos pisos superiores tienen fábrica gótica.



El muro de la puerta tiene un anagrama de Cristo, un friso de arcos ciegos que perfilan la parte alta de la fachada.
En la portada destacan los capiteles de las columnas, están decorados con motivos vegetales y con representaciones humanas y animales.







La capilla del muro norte se cubre con bóveda de cañon y la que está bajo el campanario con bóveda ojival. La nave central se cubre con bóveda de cañon sostenidas por arcos torales.




A los pies de la nave se sitúa el coro y se sube por una escalera de caracol de tracería gótica. La luz entra mediante una ventana en el ábside y por un ojo de buey en el muro oeste y otro en el este. Además esta iglesia posee una pila bautismal románica como también románicos son la pila de agua bendita y la del aceite.


Y este fue el recorrido que hicimos mi mujer, mi hijo de 10 años y yo a finales de septiembre del 2017 y que nos encantó, la gente encantadora, los turistas amables, el tiempo bueno, regulín regulan, primero sol después lluvia y después sol otra vez, repetiría.



También subimos a Les Caldes del Boí y subimos al Embalse de Cavallers aunque aquí nos calló una buena manta de agua y las fotos no las hice.


final

Otras entradas de mi blog


















No hay comentarios:

Publicar un comentario